Buscar

El gran desafío de lograr una solvencia económica duradera


Lograr la solvencia económica es fundamental y es el gran desafío al que nos enfrentamos como negocio. En realidad, no es tan difícil como lo imaginamos, pero si requiere de mucha voluntad y esfuerzo.


En primer lugar, una gran ayuda para lograr la solvencia económica es buscar formas de ganar dinero extra. Entre más ingresos percibas, mejor situación económica tendrás. Esto significa que debemos ampliar nuestra variedad y abrir nuestras mentes a nuevas posibilidades, sin cerrarnos ante lo que tenemos.


Podemos planear estrategias para aumentar las ventas, crea nuevos productos o servicios, e invertir en instrumentos de inversión que generen utilidades de forma pasiva, es decir, sin necesidad de dedicarles tanto tiempo.


En segundo lugar, debemos lograr ahorrar. Una buena opción sería ahorrar al menos el 10% de los ingresos del negocio. Esto nos permitirá construir un colchón para enfrentar imprevistos y épocas de crisis, e incluso también para invertir en la expansión del negocio o en la creación de nuevos productos y servicios.


Por otro lado, debemos simplificar procesos. Los flujos de trabajo sencillos llevan menos tiempo y recursos humanos en ellos, es decir, gastamos menos dinero en operaciones. Para esto, la adopción de tecnologías es una buena forma de simplificarlos.


Una gran ayuda para simplificarnos procesos es un software contable, ya que nos da la posibilidad de reducir significativamente el trabajo, optimiza los resultados y nos da tiempo que antes no teníamos.


Además, mencionaremos como fundamental a la compra inteligente. Nuestra empresa no debe comportarse como una persona. Debemos realizar una buena investigación de las diferentes soluciones y analizar el costo beneficio de cada compra para poder abordar el tema de forma racional.


Buscamos la solvencia económica porque nos da posibilidades: nos facilita el acceso a créditos, nos permite cumplir con nuestras obligaciones, nos da un mejor perfil crediticio, etc.