Buscar

Cinco ventajas de elegir un servicio de software con servicio posventa

Avanzar, actualizarse y administrar en un solo paso: utilizando un software como servicio.

Básicamente, el software como un servicio es un método que permite el acceso por Internet a un programa situado en la nube. Es un software que no requiere de instalación, y se paga por uso, una especie de alquiler mensual.


La principal ventaja de este tipo de software es su adaptabilidad. Los procesos y ajustes o personalizaciones son mucho más simples y rápidos.


Por otro lado, un software como un servicio, alias Saas por sus siglas en inglés, tiene un tiempo planificado de uso. Podemos tenerlo durante más de 10 años, independientemente de los cambios que hagamos en nuestras empresas. La esperanza de vida del software es larga.


Por otro lado, el acceso a un software de alto nivel bajo el sistema SaaS permite que microempresas accedan a unas opciones y procesos con las que no podrían contar sin esta modalidad.


Cabe destacar que la información sensible, administrativa y contable, patentes, desarrollos de sistemas de trabajo, y demás cuestiones que le dan el valor singular a una empresa, estarán bien guardados bajo este sistema ya que la “nube” no es un espacio con falta de sustento, sino que tiene mucho espacio para almacenar de manera segura toda la información que deseemos.


Debemos comprender el valor de que nuestra información puede estar hoy en un lugar del planeta y mañana en otro muy distinto; esto hará que no gastemos esfuerzos cuando necesitemos consultar algún dato o utilizar nuestro software.


Desde la comodidad del lugar en que nos encontremos, podremos hacerlo.

Un tema de vital importancia es que los Saas trabajan con atención posventa. Es decir, acceder a este sistema significa que tengo beneficios durante el tiempo que esté utilizando el software, ya que debo tener asistencia y acompañamiento del mismo para que funcione. Un gerente, dueño o alguien de alto rango en una empresa, suele no ser ingeniero informático y por esto, hay muchos detalles que se le escaparían si no contara con un asesoramiento adecuado.


También, en el sistema SaaS hay un dato que no se suele tener muy en cuenta: la dependencia del Sistema Operativo y demás componentes de nuestros equipos es mínima, recordemos que estamos trabajando directamente en Internet.